José Miguel Jara asegura que los emprendedores saben aprovechar el apoyo que reciben para llevar un negocio y salir adelante. Sabe de lo que habla: lleva siete años como de Asesor de Banca Comunal (ABC) en Fondo Esperanza (FE), entidad chilena de la Fundación Microfinanzas BBVA.

En una Banca Comunal, se forman redes de apoyo y nuevos conocimientos sobre la gestión de negocios y economía familiar

No deja de impresionarle la actitud emprendedora de los socios. Esto, junto a su formación docente, facilita lograr los objetivos planteados en las reuniones de Banco Comunal (BC). Un BC es un grupo de entre 18 y 25 personas emprendedoras que viven y/o trabajan en un mismo sector y muchas veces en condiciones de vulnerabilidad. Se unen voluntariamente para acceder a productos microfinancieros, capacitación y redes. Además, se comprometen a ser co-avalistas solidarios, que implica acompañarse y organizarse.

Por eso, es importante crear complicidad entre asesor y socios para fortalecer el grupo, generar un espacio para fomentar confianza y desarrollar las competencias de sus integrantes. Así, un BC no es solo una fuente de financiación para emprendedores vulnerables, sino que también es una comunidad donde se forman redes de apoyo y nuevos conocimientos relacionados con la gestión de negocios y economía familiar.

José Miguel también asesora BCs dentro del Centro de Cumplimiento Penitenciario Colina II (‘Segmentos de Inclusión”), y fue allí donde apoyó por primera vez al Banco Comunal ‘Camino al Cambio’. Actualmente, solo permanecen 3 socios fundadores, el resto está en libertad por su buena conducta. Cuenta que a pesar de los muros que los separan del mundo libre, los nuevos socios han visto en el BC una oportunidad para progresar, a través del emprendimiento.

E De Lugares Donde Iglesias Encontrar Roma Belleza Historias wn8O0Pk

“En recinto penal, estas personas se convirtieron en líderes positivos y referentes, dignos de imitar, porque transmiten el valor de emprender”, afirma. También destaca el agradecimiento que sienten los emprendedores por la confianza puesta en ellos, reflejado en su compromiso con FE.

Como asesor de BC, José Miguel empieza la mañana reuniéndose con sus compañeros para organizar el día y las visitas a socios. Después, ya en la calle, sale al encuentro de los emprendedores para realizar talleres de formación o reuniones de BCs. Puede parecer rutinario, pero asegura que “todos los días son distintos”, lo que agrega valor y dinámica al trabajo.

Y este asesor con experiencia y trayectoria, ¿qué le diría a aquel José Miguel que trabajó por primera vez en FE? Dice que no le diría nada y solo disfrutaría de verse más joven además de “saber que lo que vendrá a continuación será un gran aprendizaje de mi vida”. Un conocimiento que construye comunidades, atraviesa muros e impulsa el desarrollo.

Karessa Ramos, Comunicación de la FMBBVA

Vestido Y El Grecia En Aseo nw8Nm0

HISTORIAS DE VIDA